El tamaño de la letra y la descripción de tus productos sí vende

Posted by

En escritura web, construir una descripción para tus productos es una de las partes más importantes del proceso y finalización de una venta y no es tan difícil como muchos piensan. Al hacerlo, solo necesitas considerar un conjunto de características que suelen ser un poco distintas a la manera en que escribes en tu día a día, por ejemplo, en un correo. Los aspectos para tener en cuenta están relacionados con limitar y organizar la información de manera correcta, la fuente o letra y color.

En la descripción de tus productos, primer aspecto para tener en cuenta, te sugerimos que limites la información primaria con la que la persona interesada va a tener contacto en el primer acercamiento. Recuerda que, si inicialmente tus artículos atacan al interesado con una descripción muy detallada y extensa, pueden desanimarlo dando como resultado la pérdida en la posibilidad de venta. Debes tener en cuenta que la mayoría de las personas están familiarizadas con una lectura en papel y pequeños trozos de información, no recuadros de letras sin interlineados cómodos y que cubran la totalidad de la página. Esto simplemente no es natural.

De acuerdo con muchos estudios, los usuarios prefieren pasar la página antes que desplazarse por un montón de información que, en primera instancia, no es necesaria. Varios expertos recomiendan que, en escritura web, se organice la información en lo que llaman la pirámide al revés y que, para el caso de descripción de productos, vaya acompañada de la metodología 5W-1H. Aquí es donde levantas la ceja y te preguntas ¿qué es esto?, pero tranquilo, ya te pongo en contexto.

¿Qué significa organizar la información como una pirámide al revés? Simplemente es ir de lo general a lo específico. En el caso que nos compete, las descripciones de nuestros productos, se ajusta muy bien debido a que el interesado, en principio, busca información global (disponibilidad en el inventario, colores y diseños disponibles, por ejemplo). No tiene sentido detallar el producto con información irrelevante en un primer acercamiento, ya que esto hará que, al comenzar a leer, el cliente pierda interés poco a poco, aumente el riesgo de desistir y finalmente se vaya a otra tienda.

Acompaña lo general con el 5W-1H. ¿Qué es esto? Es una metodología basada en una cita del escritor y poeta británico Rudyard Kipling, ganador del Premio Nobel de Literatura en 1907: “seis honrados servidores me enseñaron todo lo que sé. Sus nombres son: qué, quién, cuándo, dónde, cómo y por qué”. Con el paso del tiempo, se propagó y se llegó a simplificar su nombre en lo que hoy conocemos como 5W-1H, por sus siglas en inglés (What, Who, When, Where, Why, How). Si respondes estas preguntas, estás entregando de manera completa la información del artículo que ofreces. Al momento de plantear estas preguntas debes considerar que no puedan ser contestadas con un simple si o no.

Ya hablamos de la organización de la descripción, ahora hablemos de la letra o fuente que utilizas, el segundo aspecto para tener en cuenta, ya que es otro detalle importante por considerar en escritura web.

Un error de principiante es creer que el uso de una fuente de tamaño grande es mejor, pero es todo lo contrario. Hacerlo, genera dificultad en la lectura y el desaprovechamiento del espacio. Las fuentes grandes deben usarse solo para los títulos o encabezados. La medida para los tamaños de letra son los puntos (11, 12, 14, etc.), por lo que te recomendamos que tomes tu tiempo y busques opiniones de personas cercanas que te digan si la letra de los párrafos y títulos tiene el tamaño correcto. Recuerda que no estás diseñando o generando contenido para ti, sino para el mundo entero e incluso la letra debe jugar siempre a tu favor. En algunos foros de diseñadores web se recomienda usar 11 puntos para el tamaño de la letra de párrafos y de 12 a 14 puntos para los encabezados y títulos. Nuestra recomendación es que experimentes con estos tamaños.

Un tercer aspecto para tener en cuenta es el color. En los años noventa, muchas páginas web empleaban colores llamativos para los títulos y otros para los párrafos. Ahora, la tendencia es la utilización de ambientes limpios y placenteros a la vista. Te sugerimos usar colores sobrios (de preferencia blancos, grises y negros), aplicando tonalidades para personalizar tu sitio, teniendo en cuenta que establezcan una relación con tu tienda y lo que allí ofreces. Recuerda que el ambiente de tu tienda significa algo sin significar por sí mismo. Así las cosas, dado que siempre estarás ligado a los exploradores web, debes considerar las fuentes de texto que estos utilizan. Algunos investigadores han llegado a encontrar que los tipos de letras o fuentes como Verdana o Helvética funcionan mejor y se mantienen en los diferentes navegadores web, garantizando que el ambiente que quieres dar y expresar con tu tienda siempre se mantenga.

Por último, recuerda que todo (la descripción, organización, la letra, color e imágenes) debe jugar a tu favor. Estos elementos permiten que el subconsciente del cliente perciba lo que el consiente no. Si el tipo de letra es aburrido o plano, o la organización de la información no es acertada, el cliente no va a tener el suficiente interés en realizar la compra. Haz que estos aspectos no sean transparentes, sino que, por el contrario, se conviertan en la imagen de tu marca o producto dándole forma y consistencia.

Leave a Reply

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *